Hoy vamos a aclarar el uso de las luces en las bicicletas. Según la normativa vigente a 6 de marzo de 2018, firmada por el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano López.

Somos vulnerables en la carretera, por ello, debemos llevar un sistema de alumbrado en nuestras bicicletas, no solo para ver sino para que nos vean. Este sistema será obligatorio cuando se circula entre el ocaso y la salida del sol o por la noche (pasos inferiores, túneles y señales de túnel S-5).

Luz trasera bicicleta
Luz trasera alta visibilidad parpadeante

La normativa está compuesta por lo siguiente

• Luz delantera de color blanco.
• Luz trasera de color rojo y un catadióptrico del mismo color que no sea triangular.
• Los catadióptricos situados en las ruedas y pedales de color amarillo son opcionales.

En el caso de que el alumbrado sea obligatorio, se llevará además una prenda reflectante en el caso de que se circule por vías interurbanas, para así dar mayor visibilidad de nuestra ubicación a los conductores.

La nueva instrucción 18/S-146 ha sido aprobada por una denuncia; las “luces parpadeantes” en las bicicletas. Se aprueba para favorecer la visibilidad del ciclista en la vía, ya que permiten ser vistos a una distancia más lejana que las tradicionales luces fijas.

Según la normativa vigente no se especifica que la luz tenga que ser fija, pueden ser parpadeantes en el caso de que se regule la intensidad luminosa de las luces; tanto las delanteras como las traseras. En el caso de la luz delantera el rango que ocupa es de 4 a 60 candelas en la dirección del eje, mientras que la luz trasera es de 4 a 12 candelas.

La DGT ya no denunciará a los ciclistas con luces intermitentes que cumplan la normativa

Como bien sabemos, las luces que encontramos para nuestras bicicletas no vienen con una medida lumínica, más bien se expresan en lúmenes, siendo este el flujo luminoso y la candela la intensidad luminosa.

Utilizamos un conversor para daros una orientación sobre qué cantidad en lúmenes debemos escoger. Recordad que esto varía según los grados. Para la luz delantera hablaríamos de unos 12 a 188 lúmenes aproximadamente, con una apertura en grados de 120. Para la luz trasera sería de 43 a 129 lúmenes con una apertura en grados de 270.

Os dejamos el archivo para poder leer la INSTRUCCIÓN 18/S-146

Desde Noticias MTB te recomendamos que elijas una tienda especializada, una buena marca de luces y que os informéis adecuadamente para estar dentro de la normativa. Y lo más importante, no deslumbrar al resto de usuarios que circulan por la vía.